Lo ultimo

EL JUEZ EN LA CORTE


Al testificar de uno a uno podrás encontrarte a más de uno que te diga: Se que soy culpable pero creo que iré al cielo. Normalmente es así porque él piensa que Dios es “bueno” y que Él pasará por alto el pecado en su caso. Dile algo así. Imagina que estas ante un juez en un caso criminal, y el juez tiene todas las evidencias en tu contra. El sabe que eres un asesino, y que has mentido para evadir la justicia. Si él es un buen juez no puede dejarle ir. Él debe asegurarse de que si eres culpable seas condenado. 


Aplicación: Así también si Dios es bueno, Él debe (por naturaleza) castigar a asesinos, violadores, ladrones, mentirosos, adúlteros, fornicarios, y todos aquellos que viven en rebelión a la luz interior que Dios ha dado a cada hombre.